Ingrese a su cuenta

Usuario *
Contraseña *
Recuérdame

UGT denuncia que miles de profesionales del SAS terminan contratos el próximo 31 de diciembre y no saben qué pasará con ellos Destacado

Mientras tanto en muchos centros sí tienen tiempo para organizar actos homenaje a la bandera, será que quieren que trabajadores/as y pacientes evitemos mirar hacia los verdaderos problemas de nuestro Sistema Sanitario.

 

Cada vez que van a terminar los contratos, que se van renovando cada cierto tiempo, los miles de profesionales vuelven a pasar por el mismo calvario de desconocer cuántos, cuándo y dónde van a estar contratados a partir de esa fecha.

No es de justicia que sigamos padeciendo tanta desinformación, tanta incertidumbre y por consiguiente tanto maltrato de una administración más preocupada de desviar el foco de atención hacia otros temas que nada tienen que ver con la gestión del SAS.

Desde UGT Servicios Públicos Andalucía denunciamos que no tenemos información sobre el número de contratos de eventuales que quedan de aquellos 20 mil que teníamos, ni de qué categorías, ni en qué centros están, y mucho nos tememos que los aproximadamente 7 mil que podían quedar, van a eliminar a muchos aprovechando que ahora se acumulan con las contrataciones de navidad (que por cierto van a ser más escasas que nunca, ya que esos eventuales los van a utilizar para esas sustituciones de navidad).

Nuestros profesionales quieren tener estabilidad en sus contratos, saber perfectamente y con suficiente antelación cuántos renuevan o no, saber si se tienen que ir a trabajar a otro lugar, tener una bolsa de trabajo actualizada, unos servicios donde puedan prestar una asistencia en condiciones, un tiempo suficiente para poder atender como se merecen a los/as usuarios/as, un número adecuado de profesionales para no sufrir el estrés diario de no llegar, un ambiente de trabajo donde no sean agredidos… en definitiva quieren ejercer sus profesiones de la mejor manera posible, generando satisfacción y confort a nuestros pacientes y quieren que nuestros directivos dediquen todo el tiempo posible a mejorar la sanidad y que dejen de intentar “marearnos” con otras cuestiones como el izado de banderas, que poco aportan, al descalabro de gestión que padecemos.

Valora este artículo
(2 votos)